Gartner espera que para 2023 el 75 % de las grandes organizaciones tenga especialistas de este tipo.

Aunque los avances tecnológicos apuntan a un papel protagónico de innovaciones como la inteligencia artificial durante los próximos años, la confianza de las empresas no es total.

De acuerdo con la consultora Gartner, los incidentes de privacidad hacen perder enteros tanto a las soluciones de inteligencia artificial (IA) como a las de aprendizaje automático. Y a esto hay que sumarles los sesgos de los que adolecen dichas soluciones, como aquellos que tienen que ver con la raza, el género, la edad o la ubicación de las personas.

De ahí que se necesite cierto control. Gartner espera que, en 2023 el 75 % de las grandes organizaciones tenga forenses en comportamiento de inteligencia artificial, especialistas en cuestión de privacidad y confianza del consumidor, que se encargarían de validar modelos durante el desarrollo y monitorizarlos durante la producción.

Jim Hare, vicepresidente de investigación en Gartner, dice q