DNI virtual y fibra óptica propia. ¿Puede un decretazo cortar la república digital catalana?


En el Gobierno preocupa el proyecto de república digital catalana para, entre otras cosas, organizar un posible referéndum digital. El nuevo real decreto ley lo intentará impedir. ¿Cómo?

“Hay situaciones que nos preocupan. En el ámbito digital ocurren cosas que son irreparables. Se trata de reaccionar de manera inteligente, rápida y proporcional”. Con estas palabras describió ayer la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, el ‘decretazo’ que viene. La letra pequeña se conocerá el próximo martes tras su publicación en el BOE, pero fuentes conocedoras del texto y la estrategia del Ejecutivo señalan que irá encaminado a un objetivo clave: evitar que la Generalitat desarrolle un sistema para realizar en el futuro un referéndum digital y cree funciones propias de un Estado, desde una Hacienda propia a una moneda digital pasando por herramientas alternativas de comunicación y organización, como la ‘app’ de Tsunami Democràtic que trae de cabeza a las fuerzas y cuerpos de seguridad. Sobre el papel tiene sentido, pero, ¿cuánto hay de propaganda electoral y cuánto de realidad? ¿Puede de verdad un decreto ley tumbar una hipotética ‘república digital’ catalana?

El Gobierno pretende asestar un golpe legal al proyecto de ‘república digital’ que lleva en desarrollo desde al menos los dos últimos años. Y prepara medidas en cuatro frentes: evitar la creación de un DNI catalán virtual, asegurarse que todos los servidores usados o relacionados con la Generalitat se ubican en Europa, investigar a los proveedores tecnológicos que trabajan a su servicio y frenar el avance de la red de fibra óptica propia del Govern, que ya cubre el 84% de la población y a la que acaba de destinar 16,5 millones de euros adicionales.

De todos los frentes, el que más teme el Estado es el avance de la llamada identidad digital catalana, un proyecto anunciado en septiembre por Quim Torra con una dotación inicial de 700.000 euros en tres años. “Es lo más delicado de todo: el intento de crear identidades digitales vinculadas con las reales con el objetivo de participar en un referéndum online. Si en uno o dos años organizan algo así y no podemos frenar ni intervenir su infraestructura, es un problema. Si montas eso en el extranjero tienes más posibilidades de conseguirlo”, explica a este diario un alto cargo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado involucrado en las investigaciones a la ‘republica digital’ catalana…

Sigue leyendo el original en El Confidencial

 

 

 

 

Sobre el autor

mm

Redacción Contenidos curados por nuestros redactores atendiendo al perfil del directivo y empresario TIC y de las Pymes en proiceso de transformación digital


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Equipo

(por orden de aparición)
Tomâs Cascante
Alvar Soto
Joan Bosch
Patricia Madrid
Santa Vàsquez de la Cruz
Chus Blasco
Sonia Solà
Jesús Soler
Jordi González-Pons
Fernando Montans

COLABORAMOS CON
FlICKR GALLERY
Próxima publicación:
Sorry - nothing planned yet!
Desarrollo web y soporte técnico
Producción y contenidos:
TOMÂS CASCANTE, Barcelona, Spain