CINE / Después de la tormenta, Kore-eda


14 noviembre 2016Z-Sin-categoría-definida
x

En el año 2008 Kore-eda dio el salto de los festivales a las salas, de los críticos al público. La película que le puso en el mapa fue Still Walking, una historia de familias, de memoria, de secretos escondidos, rencores y reconciliaciones.

Este film fue el que le hizo merecedor del título de “heredero de Yasujiro Ozu”. Kore-eda comparte con el gran maestro del cine japonés algunas cosas, por ejemplo, el hábitat donde suceden sus mejores películas, la familia, las relaciones personales, los barrios populares. Pero al contrario de Ozu, que casi nunca se movió de ese mundo donde consiguió algunas de las mejores películas de la historia del cine, Kore-eda, se ha adentrado en otros géneros sin ningún miedo. Recuerdo cuando vimos en el Festival de San Sebastián After life, su primera película, en el año 1999. Nos dejó fascinados. Nada en esa película remitía a Ozu, era fantástica, extraña… y sin embargo, en esa historia fantasmagórica ambientada en un espacio sin tiempo a medio camino entre el cielo y la tierra, donde los muertos hacen una parada para recordar un momento de su vida, uno solo, que quieran llevarse con ellos a la eternidad, estaba ya el germen de todo su cine.

Cuatro años después, Nadie sabe confirmaba que las pequeñas historias que se contaban en After lifeempezaban a convertirse en películas. Historias de padres y madres, de hijos e hijas, de hermanos y hermanas. Historias pequeñas, sin grandes dramas. Historias de supervivencia y de solidaridad. Como Milagro, donde unos niños dignos de Ozu intentan conseguir la reconciliación de sus padres a través del milagro que la leyenda dice se produce la primera vez que se cruzan dos trenes de alta velocidad; o De tal padre, tal hijo, en la que la vinculación emocional se demuestra más fuerte que la de la sangre; o la preciosa historia de las cuatro hermanitas de Nuestra hermana pequeña. Título a título, Kore-eda ha ido perfilando su estilo de colores tenues, de líneas curvas (lo que le aleja de Ozu, maestro de los colores brillantes y las líneas rectas).

Todo esto viene a cuento porque se estrena esta semana su última película, Después de la tormenta. De nuevo un padre divorciado, de nuevo un hijo al que no ve todo lo que quiere, pero con dos personajes femeninos que completan el dibujo: la madre del padre, es decir una abuela llena de sabiduría y la  ex esposa, madre del hijo. Un anunciado tifón fuerza a los cuatro a pasar una noche juntos. Y como el paisaje, como la atmósfera, saldrán a la mañana siguiente con todas las hojas muertas caídas y el cielo despejado para enfrentarse al futuro.

(en la plataforma Filmin se pueden encontrar  algunas de sus películas)

Haz clic aquí para ver noticia original completa

Sobre el autor

mm

Redacción Contenidos curados por nuestros redactores atendiendo al perfil del directivo y empresario TIC y de las Pymes en proiceso de transformación digital


Equipo

(por orden de aparición)
Tomâs Cascante
Alvar Soto
Joan Bosch
Patricia Madrid
Santa Vàsquez de la Cruz
Chus Blasco
Sonia Solà
Jesús Soler
Jordi González-Pons
Fernando Montans

COLABORAMOS CON
FlICKR GALLERY
Próxima publicación:
  • Aprovecha el fin de semana para profundizar en nuestros contenidos (14 diciembre 2019)
Desarrollo web y soporte técnico
Producción y contenidos:
TOMÂS CASCANTE, Barcelona, Spain