CHUS BLASCO / Un relato perverso


¿Más protección para los autónomos?

Nos cuentan que en 2019 habrá más protección social para los autónomos a cambio de un aumento de cuotas. Parece ser que, pagando más, recibes más… ¿En serio? Cada vez que oigo hablar de las mejoras para los autónomos, tengo que hacer un esfuerzo para contenerme. En la forma de explicar las novedades legislativas para el colectivo del que formo parte, se esconde un relato perverso. El exconseller Carles Mundó hacía a principios de año un retrato interesante sobre la diversidad del colectivo en Qui defensa els autònoms? Dos de cada tres son hombres, con una media de edad de 45 años y sin asalariados a su cargo. Poco más de la mitad hace más de cinco años que cotizan en este régimen. Es un indicador de los miles de personas que se han incorporado recientemente a los 550.000 trabajadores que en Catalunya cotizamos en el régimen de autónomos. Dice Mundó que “disposar d’una base solida de treballadors autònoms, que veritablement respongui al perfil d’empresaris i emprenedors, hauria de ser una bona noticia per qualsevol economia”.  Al menos, eso sería en un país que quiere progresar.

 

Datos, datos, datos

En la última década (desde el 2009) se han disparado los trabajadores autónomos que trabajan en salud y sanidad un 50%. ¡Los pilares básicos del Estado del Bienestar! Un aumento espectacular que sin embargo ha sido silencioso. Por un lado, ha permitido continuar prestando servicios básicos de educación y de sanidad, deteriorando la contratación laboral, pero sin que aflorara hasta qué punto se habían recortado los recursos del Estado. Por otro, la explosión de la economía digital ha permitido el nacimiento de nuevos autónomos independientes, que son más prestadores de servicios que trabajadores. Ya sea por decisión propia o por necesidad, independientes o dependientes, en este mismo periodo los autónomos han crecido en el ámbito de la comunicación un 39%, en actividades profesionales científicas y técnicas hasta un 38%, y un 33% en actividades culturales y artísticas.

La economía digital ha abierto nuevas oportunidades para los que se atreven a asumir el riesgo de generar riqueza. Tener una empresa por pequeña que esta sea, implica tener un proyecto de generación de valor. Con trabajadores o sin ellos, hay que aprender a construir un proyecto sostenible que perdure en el tiempo. Lo cierto es que los autónomos efectivamente independientes no podemos estar de baja, con la percepción de riesgo y desprotección que ello supone.

 

Políticas extractivas

Es fácil “vender” el relato de que duplicar la prestación de la cobertura del cese de actividad de los 12 meses a los 24 es una mejora. O que ahora no pagaremos la cuota de Seguridad Social a partir del segundo mes de baja por enfermedad (lo que supone que hasta ahora seguías pagando ¡incluso en este caso!). Como autónoma societaria, vengo sufriendo estoicamente los aumentos de cuota como consecuencia de la falta de recursos del Estado para generar ingresos de otra forma menos extractiva. Porque parece que se han alejado tanto de la economía real que ignoran que cualquier proyecto empresarial necesita tiempo y recursos para crearlo, y después sigue necesitándolos para hacerlo madurar y crecer. Las políticas del Estado no solo desincentivan gravemente el emprendimiento, sino que además castigan la creatividad y proactividad de miles de personas y profesionales. En lugar de promover efectivamente a las personas más emprendedoras y proactivas para que generen progreso y riqueza, elige recaudar cada vez más y especialmente de la parte más frágil de la economía.

 

Correr riesgos y trabajar duro

La trayectoria laboral como autónomo independiente está llena de peligros, amenazas, pequeños y grandes fracasos. Como la vida. Las personas estamos programadas para poner atención en lo negativo e ignorar lo positivo. Lo positivo no nos hacen sentir amenazados. De los éxitos, aprendemos pocas cosas. Así es como funciona la naturaleza humana. Pero cuando dependes de ti mismo, el secreto no está en aprender a evitar los riesgos, porque no es posible. El secreto es hacer que parezca que, al final, vale la pena el esfuerzo. Creer en lo que haces es una buena forma de empezar. Las personas queremos creer en nuestras vidas y en las relaciones que nos rodean. Cuando ya has emprendido el camino de la libertad, no quieres volver atrás, especialmente si has experimentado la alternativa. Los autónomos societarios  básicamente trabajamos muy duro haciendo algo que nos gusta para estar seguros de que no tenemos que trabajar duro haciendo algo que odiamos o que no se ajusta a nuestros principios o haciéndolo para alguien que no nos respeta.

Hace falta decir alto y claro que un aumento de cuota no nos protege más. Pagar más no reduce los riesgos que asumimos. En un entorno incierto y en un contexto de sobreoferta de todo, no puede ser más injusto querer equiparar el régimen de autónomos con el régimen general del trabajador. Es un relato perverso que oculta la imposibilidad de proteger la incerteza y que tiene un interés exclusivamente recaudatorio.

 

 

Sobre el autor

mm

MJBlasco Socia co-fundadora y consultora de Afca.cat (2007), empresa de consultoría especializada en Estrategia y Finanzas. Ayudamos a personas que tienen empresas a mejorar sus procesos de creación de valor y sus resultados. Licenciada en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE y en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat Ramon Llull. El hilo conductor profesional en clave de especialización son las finanzas. La motivación es el management, la ciencia social que se reinventa al ponerse al servicio de las organizaciones centradas en las personas. Profesora de Estrategia y Finanzas del Master en Design Management de BAU y formadora de Estrategia y Finanzas para empresas y emprendedores. Autora del libro “Nuevas Finanzas para Nuevos Negocios” (Editorial UOC) y co-autora de la “Guia para la autoevaluación de empreses. Claves para mejorar tu negocio” (ACCID).


Equipo

(por orden de aparición)
Tomâs Cascante
Alvar Soto
Joan Bosch
Patricia Madrid
Santa Vàsquez de la Cruz
Chus Blasco
Sonia Solà
Jesús Soler
Jordi González-Pons
Fernando Montans

COLABORAMOS CON
FlICKR GALLERY
Próxima publicación:
Sorry - nothing planned yet!
Desarrollo web y soporte técnico
Producción y contenidos:
TOMÂS CASCANTE, Barcelona, Spain