CHUS BLASCO / ¡Se busca! ¿Cómo es el financiero ideal en la era digital?


18 febrero 201903 Empresa
entrepreneur-1340649_1920

Lo que no se refleja en un Excel

Hace unos meses, un empresario y Director General me contaba con preocupación que se habían quedado sin Director Financiero. Ambos habían mantenido una relación excelente profesional y personal, pero el que había sido hasta ahora su interlocutor sobre la marcha de la empresa tenía un proyecto personal propio de emprendimiento, así que la decisión que le había comunicado de dejar la empresa era irreversible. Este empresario se lamentaba de que su negocio hubiera perdido el talento profesional del que había sido su financiero. Era plenamente consciente de que se trataba de un puesto clave y de confianza para el que le podía costar encontrar un sustituto. Tuvimos una conversación muy interesante sobre cuál debería ser el perfil ideal para asumir el rol financiero en su empresa.

Después de aquella conversación, descubrí un estudio que Michael Page publicó hace un año sobre los retos actuales a los que se enfrentan los Directores Financieros. Destaca que las áreas de contabilidad, impuestos y tesorería dejan de tener la exclusividad de su atención, mientras asume mucha más influencia en las decisiones estratégicas del negocio. Definen al financiero como impulsor de una cultura empresarial enfocada al cliente y al negocio, mientras que la comunicación se convierte en un nuevo reto. El financiero debe dotarse de nuevas herramientas para comunicar sus mensajes de forma comprensible (eliminando la jerga financiera que nadie entiende) con el objetivo de mejorar los resultados y de tener impacto en el negocio. Para ello, definen cuatro roles clave para el financiero.

 

Cuatro roles clave

El ingeniero. Es el responsable del cumplimiento de las normativas, y el gestor de las funciones de contabilidad, administración, presupuestos y planificación. Son las funciones relativas a la dirección financiera tradicional, que en la era digital le convierten en el ingeniero de la base de conocimiento de la empresa, compuesto de sistemas y personas. Es una transformación de la función que deja de centrarse en lo que ha pasado para convertirse en un aliado estratégico para la toma de decisiones.

El científico. En la economía digital, el rol financiero de científico es el perfil de analista, el que diseña la información de forma que debe posibilitar que puedan tomarse decisiones en base a los datos. El financiero tiene el reto de filtrar las cifras, que servirán de muy poco sin una interpretación estratégica. No es suficiente con tener los datos. Es preciso filtrarlos, analizarlos, contextualizarlos, y comunicarlos. El reto se centra en definir nuevas vías de negocio para la empresa, así como detectar carencias y oportunidades en las distintas áreas.

El piloto. El financiero como piloto poner el foco en el rendimiento de la empresa. Debe poder detectar los obstáculos con la suficiente antelación gracias a su conocimiento de la empresa y su visión global. Es el ejecutivo que tiene una visión más horizontal del negocio después del Director General. Para pilotar junto a él, debe afrontar el reto de dejar de lado ser experto exclusivamente en temas financieros para convertirse en generalista. Es el paso imprescindible para ser el apoyo más valioso en la definición de nuevas estrategias y/o nuevos modelos de negocio que hagan a la empresa sostenible.

El coach. La economía digital impulsa al financiero a tener aptitudes y habilidades propias de un coach. Asumir un nuevo rol de generalista le impulsa a captar talento experto que tenga las capacidades y habilidades necesarias y que puedan funcionar como un equipo. El financiero debe cuestionarse sus propias competencias y desarrollar su propio liderazgo que impulse a los demás a que se unan a esta transformación que construya una organización alineada que pueda adaptarse a los cambios de forma sostenible para las personas.

 

Empatía y curiosidad

Las finanzas no son nuevas pero los nuevos negocios necesitan otra mirada. Lo más importante para tener éxito como financiero, más allá del control de los números, es tener empatía y curiosidad. Empatía para conectar con los problemas y los retos a los que se enfrentan el resto de las funciones de la empresa, para poder asignar recursos sin matar la innovación. Curiosidad porque sólo aprendemos aquello que nos importa. Los financieros son los que pueden comprenden mejor que nadie las cifras de la empresa, pero son aquellos que también pueden cuestionar decisiones y plantear preguntas orientadas a mejorar la estrategia futura, suponiendo una palanca diferencial para el crecimiento del negocio. Los financieros tienen que salir del Excel y los directivos de las empresas tiene que atreverse a que les hagan preguntas difíciles. Las oportunidades de la economía digital son para financieros proactivos y valientes.

Cuanto mayor es la incerteza de la economía, las empresas necesitan más estrategia. Para sobrevivir con éxito en la era VUCA, los cuatro roles del financiero de la era digital siguen enfocados en aumentar la productividad y los resultados. Pero la función tradicional de administradores de recursos ya no es suficiente. Los retos que suponen los cambios que hemos descrito del rol financiero, son el reflejo de la (obligada) transformación empresarial. Sus implicaciones no son nada cómodas de afrontar, ni para Dirección General ni para el resto de las áreas funcionales. Pero son ineludibles.

 

Sobre el autor

mm

MJBlasco Socia co-fundadora y consultora de Afca.cat (2007), empresa de consultoría especializada en Estrategia y Finanzas. Ayudamos a personas que tienen empresas a mejorar sus procesos de creación de valor y sus resultados. Licenciada en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE y en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat Ramon Llull. El hilo conductor profesional en clave de especialización son las finanzas. La motivación es el management, la ciencia social que se reinventa al ponerse al servicio de las organizaciones centradas en las personas. Profesora de Estrategia y Finanzas del Master en Design Management de BAU y formadora de Estrategia y Finanzas para empresas y emprendedores. Autora del libro “Nuevas Finanzas para Nuevos Negocios” (Editorial UOC) y co-autora de la “Guia para la autoevaluación de empreses. Claves para mejorar tu negocio” (ACCID).


INDEPENDENCIA EDITORIAL
BARCELONADOT es una Revista de Prensa editada con la colaboración de Tertulia Digital, asociación para la difusión y divulgación de las TIC, sin ánimo de lucro, sin publicidad y sin ningún apoyo ni público ni privado lo que nos permite mantener una deseable independencia editorial.
TRIPULACIÓN

Alvar Soto – CEO
Tomás Cascante – Editor

Patricia Madrid - Portada
Albert Cortada - Tertulia Digital radio
José Cruset
– Tecnología
Ferran Amago - Telecomunicaciones
Elena Casany – Vida Sana
Chus Blasco - Economía y Empresa
Pilar Alcántara – Cultura
Santa Vásquez de la Cruz – Latam

Antonio Parra - Realización AV
Albert Oliveras – Fotógrafo
Joan Bosch – Producción Audiovisual

COLABORAMOS CON
Desarrollo web y soporte técnico
Producción y contenidos:
COMUNICANDING, Barcelona, Spain