CHUS BLASCO / Adictos al crecimiento


Economía Rosquilla

Kate Raworth es una economista que plantea un nuevo modelo económico para el siglo XXI. En su libro Doughnut Economics (traducido en español como Economía Rosquilla) define “siete formas de pensar como un economista del siglo XXI”: 1) Cambiar de objetivo, 2) ampliar la visión, 3) cambiar la condición humana, 4) comprender los sistemas, 5) diseñar para distribuir, 6) crear para regenerar, y 7) ser agnóstico con el crecimiento económico. Un planteamiento ambicioso en el que la clave es el cambio de objetivo. Raworth se plantea una cuestión fundamental: ¿Qué permite prosperar a los seres humanos? Su respuesta es que se trata de vivir una existencia caracterizada por la dignidad, oportunidad y comunidad, y que pueda hacerse dentro de los medios de nuestro planeta.

Su planteamiento se basa en que perseguir el crecimiento del PIB como objetivo deja cada vez más personas sin expectativas de prosperidad. ¿Somos conscientes de lo adictos que estamos siendo al crecimiento? Raworth establece un nuevo objetivo para la economía: cambiar la línea del PIB ascendente (¡siempre ascendente!) por un círculo que refleje un sistema justo para las personas y para el planeta. La rosquilla de Raworth propone que las personas puedan desarrollarse dentro de un espacio justo y seguro, que todos podamos satisfacer nuestras necesidades básicas. Los limites para poder hacerlo son los biofísicos del planeta.

Gráficamente, se trata de poder vivir en el centro de la rosquilla (ver video). Por debajo de los límites de la rosquilla se sitúan las deficiencias de bienestar humano: de alimentación, vivienda, educación, etc. Más allá del techo ecológico se sitúan los excesos de la presión sobre los sistemas del planeta como la contaminación y el cambio climático. Lo más interesante es que entre ambos limites se extiende una zona óptima donde se crea un espacio que es a la vez ecológicamente seguro y socialmente justo para la humanidad. El objetivo, entonces, se convierte en llevar a toda la humanidad a ese espacio.

 

Una economía que cuide a las personas

Su esquema sobre el sistema económico global plantea de algún modo lo que ya sabemos las personas, las familias y muchas pequeñas empresas sobre economía básica sin necesidad de ser economistas. La sostenibilidad de cualquier economía doméstica “normal” no tiene ningún misterio. Cuando los recursos son limitados (y siempre lo son), debes vivir dentro de los parámetros que permitan un espacio seguro y distribuido de forma justa entre sus miembros. Hay límites que hay que gestionar, porque implica marcar distintas prioridades a corto y a medio plazo. Los ingresos que entran en la familia (recursos disponibles) se priorizan y se asignan entre las necesidades con la forma y criterios que se acuerdan. A lo largo de la vida, la curva de los ingresos va a modificarse, y cuando lo haga, será necesario repensar las prioridades.

La mayoría de las familias y muchas pymes saben que no deben endeudarse para consumir más, y suelen conocer sus límites (aunque recordamos mejor los casos de personas que se endeudan más allá de sus posibilidades). Una economía familiar saludable debería ser diseñada para progresar, y no necesariamente para crecer. Desde la perspectiva de progreso, cuando la familia crece, se genera la expectativa de poder mantener el bienestar. Es razonable esperar que cuando los hijos acaban su etapa educativa, tengan una expectativa de generación de ingresos que sustente sus propios proyectos y esperanzas. No medimos el bienestar en términos de volumen de ingresos, sino en términos de bienestar y de oportunidades de progreso. Son las expectativas de bienestar y progreso lo que se ha quebrado para buena parte de las personas.

¿Crecimiento ilimitado en un planeta limitado?

Admitamos que el modelo actual no parece que nos vaya a proporcionar la solución. Recordemos que la mayoría de los Estados se han endeudado bastante más allá de las expectativas razonables de sus economías, y han quedado “atrapados” en la necesidad de crecer. El sistema financiero es adicto al crecimiento porque está diseñado para obtener la tasa más alta de rendimiento, poniendo al límite la presión sobre las empresas que cotizan en Bolsa por aumentar sus ventas y sus beneficios. Los políticos son adictos al crecimiento porque quieren aumentar los ingresos fiscales sin subir impuestos, y un PIB que crece lo permite.

La forma de pensar condiciona nuestras acciones porque condiciona nuestras percepciones. Cambiar el objetivo surge de cambiar el “para qué”. Creo que el modelo de Raworth puede servir de inspiración. Debería hacernos reflexionar sobre como gestionamos los límites, en lugar de hacer ver que no existen. Se puede crear mayor bienestar sin destrozar el planeta, sin aumentar las desigualdades, pero sin ser ingenuos con lo que representa asumir los riesgos del cambio.

 

“La nuestra es la era del hogar planetario, y el arte de la administración del hogar es más necesario que nunca en nuestra casa común”. Kate Raworth

 

 

Sobre el autor

mm

MJBlasco Socia co-fundadora y consultora de Afca.cat (2007), empresa de consultoría especializada en Estrategia y Finanzas. Ayudamos a personas que tienen empresas a mejorar sus procesos de creación de valor y sus resultados. Licenciada en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE y en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat Ramon Llull. El hilo conductor profesional en clave de especialización son las finanzas. La motivación es el management, la ciencia social que se reinventa al ponerse al servicio de las organizaciones centradas en las personas. Profesora de Estrategia y Finanzas del Master en Design Management de BAU y formadora de Estrategia y Finanzas para empresas y emprendedores. Autora del libro “Nuevas Finanzas para Nuevos Negocios” (Editorial UOC) y co-autora de la “Guia para la autoevaluación de empreses. Claves para mejorar tu negocio” (ACCID).


Equipo

(por orden de aparición)
Tomâs Cascante
Alvar Soto
Joan Bosch
Patricia Madrid
Santa Vàsquez de la Cruz
Chus Blasco
Sonia Solà
Jesús Soler
Jordi González-Pons
Fernando Montans

COLABORAMOS CON
FlICKR GALLERY
Próxima publicación:
  • Aprovecha el fin de semana para profundizar en nuestros contenidos (23 noviembre 2019)
Desarrollo web y soporte técnico
Producción y contenidos:
TOMÂS CASCANTE, Barcelona, Spain